DECRETO NUMERO 4-89

EL CONGRESO DE LA REPUBLICA DE GUATEMALA

CONSIDERANDO:

Que la conservación, restauración y manejo de la fauna y flora silvestre de los guatemaltecos es fundamental para el logro de un desarrollo social y económico sostenido del país;

CONSIDERANDO:

Que los recursos de flora y fauna han devenido en franco deterioro, al extremo de que varias especies han desaparecido y otras corren grave riesgo de extinción;

CONSIDERANDO:

Que la Constitución Política de la República de Guatemala, en su artículo 64, declara de interés nacional la conservación, protección y mejoramiento del patrimonio natural de la Nación y que mediante una ley específica se garantizará la creación y protección de parques nacionales, reservas, los refugios naturales y la fauna y la flora que en ellos exista;

CONSIDERANDO:

Que para la adecuada conservación y mejoramiento del medio ambiente es indispensable la creación y organización de los sistemas y mecanismos que protejan la vida silvestre de la flora y fauna del país;

CONSIDERANDO:

Que la virtual ausencia de un plan nacional para la adecuada coordinación y manejo de las diversas categorías de áreas protegidas en el país, ha hecho nugatoria la acción individualizada de los distintos entes que las administran,

POR TANTO:

En el uso de las facultades que le confieren los artículos 157 y 171 inciso a) de la Constitución Política de la República de Guatemala;
 
 




DECRETA:

La siguiente:

LEY DE AREAS PROTEGIDAS

TITULO I

PRINCIPIOS. OBJETIVOS GENERALES Y AMBITO

DE APLICACIÓN DE ESTA LEY

CAPITULO I

PRINCIPIOS FUNDAMENTALES

ARTICULO 1. (Modificado por el Decreto 110-96 del Congreso de la República). INTERES NACIONAL. La diversidad biológica, es parte integral del patrimonio natural de los guatemaltecos y por lo tanto, se declara de interés nacional su conservación por medio de áreas protegidas debidamente declaradas y administradas.

ARTICULO 2. (Modificado por el Decreto 110-96 del Congreso de la República). CREACIÓN DEL SISTEMA GUATEMALTECO DE AREAS PROTEGIDAS. Se crea el Sistema Guatemalteco de Areas Protegidas (SIGAP), integrado por todas las áreas protegidas y entidades que la administran, cuya organización y características establece esta Ley, a fin de lograr los objetivos de la misma en pro de la conservación, rehabilitación, mejoramiento y protección de los recursos naturales del país, y la diversidad biológica.

ARTICULO 3. EDUCACIÓN AMBIENTAL. Se considera factor fundamental para el logro de los objetivos de esta ley, la participación activa de todos los habitantes del país en esta empresa nacional, para lo cual es indispensable el desarrollo de programas educativos, formales e informales, que tiendan al reconocimiento, conservación y uso apropiado del patrimonio natural de Guatemala.

ARTICULO 4. COORDINACIÓN. Para lograr los objetivos de esta ley se mantendrá la más estrecha vinculación y coordinación con las disposiciones de las entidades establecidas por otras leyes que persiguen objetivos similares en beneficio de la conservación y protección de los recursos naturales y culturales del país.

ARTICULO 5. (Modificado por el Decreto 110-96 del Congreso de la República). OBJETIVOS GENERALES. Los objetivos de la Ley de Areas Protegidas son: a. Asegurar el funcionamiento óptimo de los procesos ecológicos esenciales y de los sistemas naturales vitales para el beneficio de todos los guatemaltecos. b. Lograr la conservación de la diversidad biológica del país. c. Alcanzar la capacidad de una utilización sostenida de las especies y ecosistemas en todo el territorio nacional. d. Defender y preservar el patrimonio natural de la nación. e. Establecer las áreas protegidas necesarias en el territorio nacional, con carácter de utilidad pública e interés social.

ARTICULO 6. (Modificado por el Decreto 110-96 del Congreso de la República). APLICACION. La presente ley es de aplicación general en todo el territorio de la República y para efectos de la mejor atención de las necesidades locales y regionales en las materias de su competencia, los Consejos de Desarrollo Urbano y Rural y las Municipalidades coadyuvarán en la identificación, estudio, proposición y desarrollo de áreas protegidas, dentro del ámbito de su respectiva región.

TITULO II

DE LA CONSERVACIÓN DE LA FLORA Y FAUNA

SILVESTRE Y SU HABITAT

CAPITULO I

DE LA CONFORMACIÓN DE LAS AREAS PROTEGIDAS
 
 
 
 

ARTICULO 7. AREAS PROTEGIDAS. Son áreas protegidas, incluidas sus respectivas zonas de amortiguamiento, las que tienen por objeto la conservación, el manejo racional y la restauración de la flora y fauna silvestre, recursos conexos y sus interacciones naturales y culturales, que tengan alta significación por su función o sus valores genéticos, históricos, escénicos, recreativos, arqueológicos y protectores, de tal manera de preservar el estado natural de las comunidades bióticas de los fenómenos geomorfológicos únicos, de las fuentes y suministros de agua, de las cuencas críticas de los ríos de las zonas protectoras de los suelos agrícolas, de tal modo de mantener opciones de desarrollo sostenible.

ARTICULO 8. CATEGORÍAS DE MANEJO. Las áreas protegidas para su óptima administración y manejo se clasifican en: parques nacionales, biotopos, reservas de la biósfera, reservas de uso múltiple, reservas forestales, reservas biológicas, manantiales, reservas de recursos, monumentos naturales, monumentos culturales, rutas y vías escénicas, parques marinos, parques regionales, parques históricos, refugios de vida silvestre, áreas naturales recreativas, reservas naturales privadas y otras que se establezcan en el futuro con fines similares, las cuales integran el Sistema Guatemalteco de Areas Protegidas, creado dentro de esta misma ley, independientemente de la entidad, persona individual o jurídica que la administre.

ARTICULO 9. (Modificado por el Decreto 110-96 del Congreso de la República). FUNDOS PROPIEDAD DE LA NACION. Las reservas territoriales y fincas inscritas propiedad de la nación, que reúnan características adecuadas para ello, deberán dedicarse preferiblemente a objetivos de conservación bajo manejo. La Oficina de Control de Reservas de la NACIÓN -OCREN-, dará prioridad a la administración conservacionista de los litorales lacustres y marinos y riberas de ríos.

ARTICULO 10. AREAS EN PROPIEDAD PRIVADA. Cuando un área de propiedad privada haya sido declarada protegida, o sea susceptible de ser declarada como tal, el propietario mantendrá plenamente sus derechos sobre la misma y la manejará de acuerdo a las normas y reglamentaciones aplicables al Sistema Guatemalteco de Areas Protegidas.

ARTICULO 11. (Modificado por el Decreto 110-96 del Congreso de la República). ESTUDIO DE AREAS PROTEGIDAS. La declaratoria oficial de un área protegida, de cualquier naturaleza que sea, debe fundamentarse en un estudio técnico aprobado por CONAP, que analice perfectamente las características y condiciones físicas, sociales, económicas, culturales y ambientales en general que prevalecen en la zona propuesta, así como los efectos de su creación para la vida integral de su población. Dicho estudio seguirá los lineamientos establecidos en el reglamento de esta ley y podrá ser realizado por profesionales con formación en el área ambiental o ciencias afines, activos en los respectivos colegios profesionales.

ARTICULO 12. (Modificado por el Decreto 110-96 del Congreso de la República). PROCEDIMIENTO GENERAL PARA LA DECLARATORIA. En base a las propuestas que se reciban en el Consejo Nacional de Areas Protegidas que crea esta misma ley, o en la que surjan de su propia iniciativa, el Consejo dispondrá de la realización del estudio señalado en el artículo anterior, en base a una evaluación preliminar sobre la justificación de la propuesta de mérito. Si las conclusiones del estudio técnico hacen recomendable la creación legal del área protegida se propondrá la iniciativa de ley al Organismo Legislativo para su creación y legislación correspondiente. Una vez emitido el Decreto respectivo, la Secretaría Ejecutiva del CONAP dispondrá lo conveniente para su aplicación inmediata y su adecuada programación, administración, financiamiento y control.

ARTICULO 13. FUENTES DE AGUA. Como programa prioritario del "SIGAP", se crea el Subsistema de Conservación de los Bosques Pluviales, de tal manera de asegurar un suministro de agua constante y de aceptable calidad para la comunidad guatemalteca. Dentro de él podrá haber reservas naturales privadas.

ARTICULO 14. ADMINISTRACIÓN DE RESERVAS NATURALES PRIVADAS. Las personas individuales o jurídicas podrán administrar áreas protegidas de su propiedad directamente o por mandato, cuando cumplan los requisitos establecidos en esta ley, sus reglamentos y demás disposiciones del Consejo Nacional de Areas Protegidas.

ARTICULO 15. RECUPERACIÓN DE LAS ACTUALES ÁREAS PROTEGIDAS. Se declara de urgencia y necesidad nacional la recuperación de las áreas protegidas existentes ya declaradaS legalmente.
 
 

ARTICULO 16. ZONA DE AMORTIGUAMIENTO. Se establece zona de amortiguamiento alrededor de todas las áreas protegidas existentes o de las que se creen en el futuro, consistente en la superficie territorial que proteja el funcionamiento adecuado del área protegida.
 
 

ARTICULO 17. AREAS PROTEGIDAS FRONTERIZAS. En las áreas protegidas fronterizas se proveerá la celebración de convenios con el país o paises vecinos a efecto de lograr medidas protectoras concordantes entre estos paises.
 
 
 
 
 
 
 
 

CAPITULO II

DEL MANEJO DE LAS AREAS PROTEGIDAS

ARTICULO 18. (Modificado por el Decreto 110-96 del Congreso de la República). PLANES MAESTROS Y OPERATIVOS. El manejo de cada una de las áreas protegidas del Sistema Guatemalteco de Areas Protegidas - SIGAP-, estará definido por su respectivo plan maestro, el cual será compartamentalizado en detallado, a planes operativos anuales, los cuales serán elaborados por el ente ejecutor del área, o la persona individual o jurídica que la administra. Todos los planes maestros y operativos deben ser registrados, aprobados y supervisados por la Secretaría Ejecutiva del CONAP para verificar que se cumple con los propósitos de conservación de esta Ley. El CONAP tomará las acciones legales pertinentes en caso contrario.

ARTICULO 19. CONCESIONES. El CONAP podrá dar en arrendamiento u otorgar concesiones de aprovechamiento en las áreas protegidas bajo su administración, siempre y cuando el plan maestro respectivo lo establezca y lo permita claramente; debiendo suscribirse los correspondientes contratos de concesión.

ARTICULO 20. (Modificado por el Decreto 110-96 del Congreso de la República). ACTIVIDADES DENTRO DE LAS AREAS PROTEGIDAS. Las empresas públicas o privadas que tengan actualmente, o que en el futuro desarrollen instalaciones o actividades comerciales, industriales, turísticas, pesqueras, forestales, agropecuarias, experimentales o de transporte dentro del perímetro de las áreas protegidas, celebrarán de mutuo acuerdo con el CONAP, un contrato en el que se establecerán las condiciones y normas de operación, determinadas por un estudio de impacto ambiental, presentado por el interesado al Consejo Nacional de Areas Protegidas, el cual, con su opinión lo remitirá a la Comisión Nacional del Medio Ambiente para su evaluación, siempre y cuando su actividad sea compatible con los usos previstos en el plan maestro de la unidad de conservación de que se trate.
 
 

ARTICULO 21. IMPACTO AMBIENTAL DE RUTAS. Cuando por cualquier razón las áreas protegidas tengan o deba construírseles caminos, ya sea para el transporte interno o del área protegida o para transporte de uso general, estos deben ser construidos sólamente si se logra un estudio de impacto ambiental favorable, presentado por el ente o empresa interesada en la construcción y aprobado por la Comisión Nacional del Medio Ambiente y por CONAP. Cuando la Construcción sea realizada por un concesionario, éste será el responsable de su construcción, modificaciones y mantenimiento por, al menos el tiempo que dure la concesión, salvo si en el contrato se especifica lo contrario. En el caso de las areas públicas, las rutas serán construidas y mantenidas por el Ministerio de Comunicaciones, Transporte y Obras Públicas.
 
 

ARTICULO 22. (Modificado por el Decreto 110-96 del Congreso de la República). ASENTAMIENTOS. Las personas individuales o jurídicas que se encuentran asentadas dentro de las áreas protegidas o en las que en el futuro obtengan su declaratoria legal, deberán adecuar su permanencia en las mismas, a las condiciones y normas de operación, usos y zonificación de la unidad de que se trate, procurando su plena incorporación al manejo programado de la misma.
 
 

CAPITULO III

CONSERVACION DE FLORA Y FAUNA SILVESTRE
 

ARTICULO 23. FLORA Y FAUNA AMENAZADAS. Se considera de urgencia y necesidad nacional el rescate de las especies de flora y fauna en peligro de extinción, de las amenazadas y la protección de las endémicas.

ARTICULO 24. LISTADOS DE ESPECIES AMENAZADAS. El Consejo Nacional de Areas Protegidas (CONAP) elaborará anualmente los listados de especies de flora y fauna silvestre de Guatemala, amenazadas de extinción, así como de las endémicas y de aquellas especies que no teniendo el estatus indicado antes, requieran autorización para su aprovechamiento y comercialización. Las modificaciones, adiciones, eliminaciones, reservas o cambios se publicarán en el Diario Oficial.

ARTICULO 25. CONVENIO INTERNACIONAL. Los listados de especies de flora y fauna de los apéndices I y II del Convenio sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna, Decreto 63-79 del Congreso de la República según sean aprobados por las partes contratantes se consideran oficiales para Guatemala, salvo reserva expresa de la autoridad administrativa guatemalteca del convenio. Las modificaciones, adiciones, eliminaciones, reservas o cambios se publicarán en el Diario Oficial.

ARTICULO 26. EXPORTACIÓN DE ESPECIES AMENAZADAS. Se prohibe la libre exportación y comercialización de las especies silvestres de la flora y la fauna amenazadas de extinción extraídas de la naturaleza. Sólo se podrán exportar, llenando los requisitos de ley, aquellos ejemplares que hayan sido reproducidos por personas individuales o jurídicas autorizadas en condiciones controladas y a partir de la segunda generación. En este caso también será aplicable lo prescrito en el convenio citado en el artículo anterior.

ARTICULO 27. REGULACIÓN DE ESPECIES AMENAZADAS. Se prohibe la recolección, captura, caza, pesca, transporte, intercambio, comercio y exportación de las especies de fauna y flora en peligro de extinción, de acuerdo a los listados del CONAP, salvo que por razones de sobrevivencia, rescate o salvaguarda de la especie, científicamente comprobado, sea necesaria alguna de estas funciones. En este caso también son aplicables las regulaciones del convenio referido en el artículo 25 de esta ley.

ARTICULO 28. VEDAS. El Consejo Nacional de Areas Protegidas establecerá las vedas, continental e insular, en todo el territorio nacional. Si lo considera necesario lo hará conjuntamente con instituciones públicas y privadas. El reglamento indicará el procedimiento a seguir.

ARTICULO 29. CENTROS DE RESCATE. Se crea el Centro de Investigación y Rescate, de Flora y Fauna Silvestre, el cual funcionará como un programa permanente del CONAP, al que se le proveerá adecuadamente de los recursos técnicos y financieros que amerite.

ARTICULO 30. INTRODUCCIÓN DE PLANTAS Y ANIMALES. Se prohibe introducir libremente especies exógenas a los ecosistemas que se encuentran bajo régimen de protección. Para realizarlas deberá contarse con la aprobación del CONAP, si está preestablecido en el plan maestro y en plan operativo vigente. Igualmente, la introducción de peces exóticos a cuerpos de agua natural, por cualquier entidad del Estado o privada, requiere el visto bueno del CONAP. El ganado cimarrón que por cualquier causa se encuentre dentro de las áreas protegidas, quedará sometido a las disposiciones de manejo de la unidad de conservación que corresponda.
 

CAPITULO IV

INCENTIVOS FISCALES A LA CONSERVACIÓN DEL

PATRIMONIO NATURAL DE GUATEMALA
 

ARTICULO 31. (Modificado por el Decreto 110-96 del Congreso de la República). EXENCION DEL IMPUESTO TERRITORIAL. Quienes dediquen sus propiedades para reservas naturales privadas estarán exentos del pago del impuesto territorial de la finca o porción que dediquen a tales fines, lo cual tendrá vigencia indefinida, siempre y cuando la Secretaría Ejecutiva del CONAP emita dictamen favorable anual.

ARTICULO 32. EXENCIÓN DEL IMPUESTO SOBRE LA RENTA. Las personas individuales o jurídicas privadas que se dediquen directamente a las actividades de investigación, fomento y desarrollo de áreas protegidas, por las cuales obtengan ingresos gravables, podrán deducir de su pago anual del impuesto sobre la renta, hasta el equivalente del 50% del mismo. La exención anterior es adicional a las otorgadas por otras leyes especificas.
 
 


TITULO III

DEL APROVECHAMIENTO RACIONAL DE LA FLORA Y

FAUNA SILVESTRE
 
 

CAPITULO I

APROVECHAMIENTO DE LA FLORA Y FAUNA SILVESTRE
 
 

ARTICULO 33. APROVECHAMIENTO. Para los fines de esta ley se entiende por aprovechamiento de la flora y fauna cualquier acción de búsqueda, recolecta, extracción, reproducción, captura o muerte de ejemplares de plantas o animales silvestres, según sea el caso.

ARTICULO 34. ESPIRITU DE LA LEY. Las normas y disposiciones que se emitan en relación al aprovechamiento de la flora y fauna deberán basarse en los principios fundamentales contenidos en el Titulo I de la presente ley.

ARTICULO 35. AUTORIZACIÓN. Para el aprovechamiento de productos de la vida silvestre protegidos por esta ley, sus reglamentos y leyes conexas, el interesado deberá contar con la autorización correspondiente, extendida por el CONAP.

ARTICULO 36. APROVECHAMIENTOS ESPECIALES. En los aprovechamientos forestales, legalmente autorizados por DIGEBOS, se podrá hacer colecta de plantas y animales, siempre que previamente se obtenga el permiso del CONAP. La DIGEBOS y el CONAP mantendrán una coordinación estrecha y permanente respecto a estas actividades.

ARTICULO 37. DERECHOS DE CAZA. Los habitantes del país, nacionales o extranjeros que deseen capturar o cazar animales, deberán obtener la licencia respectiva y cumplir con los requisitos establecidos por la ley.

ARTICULO 38. EXCEPCIONES. Una licencia para el aprovechamiento de la flora o la fauna del país, no autoriza al tenedor a realizar tales actividades en áreas no indicadas o en propiedades particulares.
 
 

CAPITULO II

DE LA CAZA Y PESCA DEPORTIVA
 
 

ARTICULO 39. ZONA DE CAZA. Actualmente el Consejo Nacional de Areas Protegidas (CONAP) establecerá los períodos, lugares geográficos, artes, armas y demás requisitos para efectuar la caza y la pesca deportiva.

ARTICULO 40. AREAS PRIVADAS DE CAZA. El CONAP podrá autorizar áreas privadas de caza, siempre que cumpla los requisitos establecidos en el reglamento. La temperatura, volumen de cosecha y demás requisitos para la caza serán autorizados anualmente por el mismo. El Consejo Nacional podrá establecer áreas de caza conjuntamente con el sector privado.

ARTICULO 41. PORTACIÓN DE ARMAS. Una licencia de caza no faculta a su tenedor nominal para portar armas contundentes, blanca o de fuego, ya que ello implica una autorización especial de la autoridad competente.

ARTICULO 42. ARMAS PROHIBIDAS. Se prohibe la caza y pesca deportiva con artes o armas no aprobadas por el CONAP.

ARTICULO 43. VIGENCIA DE LAS LICENCIAS. Las licencias de Caza y pesca serán válidas unicamente para el período que se indica, el cual no podrá ser mayor que la época oficial anual establecida para ello. Una vez utilizadas o que hayan caducado, las licencias deberán ser devueltas inmediatamente.

ARTICULO 44. VALOR DE LA LICENCIA DE CAZA Y PESCA. El valor de las licencias de caza o de pesca será lo establecido con equidad, anualmente por el CONAP. Una sola licencia podrá cubrir un grupo familiar de hasta 3 personas.

ARTICULO 45. DERECHOS POR EJEMPLAR A CAZAR. Además del pago de la licencia, el cazador pagará, al momento de recibir la licencia los derechos que establezca el CONAP, por cada ejemplar y especie que desee cazar.

ARTICULO 46. EXONERACIONES. Las licencias de caza y pesca con fines de investigación o subsistencia, así como el pago por ejemplar obtenido, son exoneradas de pago.
 
 

CAPITULO III

DISPOSICIONES ESPECIALES

ARTICULO 47. AUTORIZACIÓN PARA INVESTIGACIÓN. El Consejo Nacional de Areas Protegidas (CONAP), autorizará o generará las investigaciones de todo tipo y categoría que se realicen en áreas protegidas, de acuerdo a las normas que se establezcan para tal efecto.

ARTICULO 48. CAZA EN AREAS PROTEGIDAS. Es terminantemente prohibido cazar o recolectar dentro de las áreas protegidas del SIGAP y en las zonas de amortiguamiento de las mismas, excepto si el plan maestro y operativo vigentes los permiten y si la licencia para tal actividad así lo expresa.

ARTICULO 49. CUOTAS DE EXPORTACIÓN PERMITIDAS. La exportación de animales silvestres cazados que no estén en los listados de especies amenazadas pero que sí estén en listados de las especies protegidas, podrá hacerse por cuotas anuales o mensuales, cumpliendo con los requisitos establecidos por el Consejo Nacional de Areas Protegidas en la respectiva reglamentación.

ARTICULO 50. IMPORTACIÓN DE VIDA SILVESTRE. La importación de flora y fauna silvestre requiere aprobación expresa. Los convenios internacionales y el reglamento de la ley normarán lo concerniente a esta materia.

ARTICULO 51. CONTROL DE EMBARQUES DE VIDA SILVESTRE. La Secretaria Ejecutiva del Consejo Nacional de Areas Protegidas, sin podérsele imputar responsabilidad alguna, podrá retener embarques de productos de la vida silvestre, tanto originados en Guatemala como aquellos en tránsito, en cualquier fase de su envío o traslado, cuando considere que se trata de comercio ilegal o se infrinjan las disposiciones de esta ley y sus reglamentos.

ARTICULO 52. NORMAS DE EL USO DE LA VIDA SILVESTRE. Las personas individuales o jurídicas que regularmente se dediquen o deseen realizar actividades de corte, recolecta, caza, captura, transporte, tenencia comercial, intercambio, investigación o comercialización de plantas o animales silvestres, vivos o muertos, partes o derivados de los mismos, deberán contar con la autorización expresa del Consejo Nacional de Areas Protegidas. El reglamento indicará los requisitos para cada caso.

ARTICULO 53. REPRODUCCIÓN DE PLANTAS Y ANIMALES SILVESTRES. Toda persona individual o jurídica que con fines comerciales o acumulativos, se dedique a la reproducción de animales o plantas silvestres, deberá cumplir con los requisitos establecidos en esta ley, leyes conexas y con las normas y disposiciones que emita el CONAP.

ARTICULO 54. REGENCIA PARA LA REPRODUCCIÓN DE VIDA SILVESTRE. Las empresas que se dediquen a la reproducción y comercialización de plantas o animales silvestres deberán contar con la regencia de un profesional especializado en el materia.

ARTICULO 55. RESGUARDO DE LOS RECURSOS NATURALES. Quienes posean concesiones de aprovechamiento de recursos naturales en regiones silvestres, aunque no estén bajo régimen de protección, tienen la obligación de evitar el uso de recursos no autorizados dentro del área de la concesión, por sus propios empleados, dependientes, concesionarios y personas ajenas. También, deben restaurar aquellas asociaciones o ecosistemas que fueron evidentemente transformados directa o indirectamente, así como limpiar y devolver la calidad de los medios que hubiesen contaminado.

ARTICULO 56. COLECCIONES. Los zoológicos, las colecciones particulares de flora y fauna, de circos, museos y las de entidades de investigación están sujetas a las regulaciones del CONAP.

ARTICULO 57. ORGANISMOS NO GUBERNAMENTALES. Las agrupaciones no gubernamentales conservacionistas de la naturaleza, integrantes del SIGAP, podrán ser agentes representantes y ejecutivos del Consejo Nacional de Areas Protegidas, CONAP, para lo cual deberá mediar un convenio específico.

ARTICULO 58. TURISMO. El Instituto Guatemalteco de Turismo (INGUAT), el Instituto de Antropología e Historia y el Consejo Nacional de Areas Protegidas, se coordinarán estrechamente a través de sus respectivas direcciones, para compatibilizar y optimizar el desarrollo de las áreas protegidas y la conservación del paisaje y los recursos naturales y culturales con el desarrollo de la actividad turística.

TITULO IV

DEL ORGANO DE DIRECCIÓN Y ENCARGADO

DE LA APLICACIÓN DE ESTA LEY
 
 

CAPITULO I

DEL CONSEJO NACIONAL DE AREAS PROTEGIDAS Y SU

SECRETARIA EJECUTIVA

ARTICULO 59. CREACIÓN DEL CONSEJO NACIONAL DE AREAS PROTEGIDAS. Se crea el Consejo Nacional de Areas Protegidas, con responsabilidad jurídica que depende directamente de la Presidencia de la República, cuya denominación abreviada en esta ley es "CONAP" o simplemente el Consejo, como el órgano máximo de dirección y coordinación del Sistema Guatemalteco de Areas Protegidas (SIGAP) creado por esta misma ley, con jurisdicción en todo el territorio nacional, sus costas marítimas y su espacio aéreo. Tendrá autonomía funcional y su propuesto estará integrado por una asignación anual del Estado y el producto de las donaciones específicas particulares, paises amigos, organismos y entidades internacionales.
 
 

ARTICULO 60. (Modificado por el Decreto 110.96 del Congreso de la República). SECRETARIA EJECUTIVA DEL CONAP. Para la ejecución de sus decisiones de política y la realización de sus programas de acción, el CONAP contará con una Secretaría Ejecutiva, cuyo titular será designado por el Presidente de la República. La Secretaría estará integrada con las dependencias necesarias para el buen manejo de los asuntos técnicos y administrativos del Consejo, incluyendo por lo menos los departamentos de: a. Planeamiento, Estudios y Proyectos. b. Vida Silvestre y Manejo Forestal. c. Gerencia de Unidades de Conservación. d. Departamento Administrativo.

ARTICULO 61. (Modificado por el Decreto 110-96 del Congreso de la República). SEDE, DELEGACIÓN Y DURACIÓN. El CONAP tendrá su sede principal en la ciudad de Guatemala y podrá establecer oficinas regionales en el interior de la República, para coordinar directa y en forma descentralizada, el Sistema Guatemalteco de Areas Protegidas por medio de regiones.

ARTICULO 62. (Modificado por el Decreto 110-96 del Congreso de la República). FINES DEL CONAP. Los fines principales del Consejo Nacional de Areas protegidas son los siguientes: a. Propiciar y fomentar la conservación y el mejoramiento del patrimonio natural de Guatemala. b. Organizar, dirigir y desarrollar el Sistema Guatemalteco de Areas Protegidas, SIGAP. c. Planificar, conducir y difundir la Estrategia Nacional de Conservación de la Diversidad Biológica y los Recursos Naturales Renovables de Guatemala. d. Coordinar la administración de los recursos de Flora y Fauna Silvestre y de la diversidad biológica de la Nación, por medio de sus respectivos órganos ejecutores. e. Planificar y coordinar la aplicación de las disposiciones en materia de conservación de la diversidad biológica contenidos en los instrumentos internacionales ratificados por Guatemala. f. Constituir un Fondo Nacional para la conservación de la Naturaleza, nutrido con recursos financieros provenientes de cooperación interna y externa.

ARTICULO 63. (Modificado por el Decreto 110-96 del Congreso de la República). INTEGRACIÓN. Para cumplir sus fines y objetivos el Consejo Nacional de Areas Protegidas estará integrado por los representantes de las entidades siguientes: a. Comisión Nacional del Medio Ambiente,CONAMA b. Centro de Estudios Conservacionistas, CECON/USAC c. Instituto Nacional de Antropología e Historia, IDAEH d. Un delegado de las Asociaciones no gubernamentales relacionadas con los recursos naturales y el medio ambiente, registradas en CONAP. e. La Asociación Nacional de Municipalidades, ANAM f. Instituto Guatemalteco de Turismo, INGUAT. g. Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación, MAGA.
 
 

ARTICULO 64. PRESIDENCIA. La presidencia del CONAP será desempeñada por el Coordinador Nacional del Medio Ambiente. quien, en caso de emergencia, delegará sus funciones en uno de los miembros del Consejo que él estime conveniente.
 
 

ARTICULO 65. SECRETARIA DEL CONAP. La Secretaría del Consejo será desempeñada por el Secretario Ejecutivo del Sistema, quien participará en las sesiones del CONAP con voz pero sin voto.

ARTICULO 66. REPRESENTACIONES EN EL CONAP. Las entidades integrantes del Consejo Nacional de Areas Protegidas estarán representadas, con un titular y un suplente, por sus respectivas autoridades o expertos, designados por la autoridad máxima de cada institución, por un período mínimo de dos años prorrogables, por otro período, a juicio de cada entidad.

ARTICULO 67. (Modificado por el Decreto 110-96 del Congreso de la República). REUNIONES Y DECISIONES. El Consejo Nacional de Areas Protegidas se reunirá ordinariamente cada quince días y en forma extraordinaria cuando lo considere conveniente o su Presidente lo estime necesario. La toma de decisiones la hará por mayoría de votos de sus miembros asistentes, cuyo quórum lo componen cuatro de sus integrantes. En caso de empate en las votaciones, quien presida la sesión tendrá derecho a doble voto.

ARTICULO 68. ( Modificado por el Decreto 110-96 del Congreso de la República). ASISTENCIA A SESIONES. Los miembros del Consejo Nacional de Areas Protegidas asistirán y atenderán las sesiones ordinarias y extraordinarias del mismo, para lo cual la Secretaría Ejecutiva del CONAP definirá, presupuestará y proveerá las dietas correspondientes.

ARTICULO 69. (Modificado por el Decreto 110-96 del Congreso de la República). ATRIBUCIONES DEL CONAP. Las atribuciones del Consejo Nacional de Areas Protegidas son:

a. Formular las políticas y estrategias de conservación, protección y mejoramiento del patrimonio natural de la Nación por medio del Sistema Guatemalteco de Areas Protegidas (SIGAP). b. Aprobar los reglamentos y las normas de funcionamiento del Sistema Guatemalteco de Areas Protegidas (SIGAP). c. Aprobar los dictámenes de convenios y contratos con entidades internacionales. d. Aprobar su plan estratégico institucional, sus planes y programas anuales de trabajo y su presupuesto anual. e. Aprobar la memoria anual de labores y la liquidación de su presupuesto anual. f. Aprobar la suscripción de concesiones de aprovechamiento y manejo de las áreas protegidas del SIGAP y velar porque se cumplan las normas contenidas en los reglamentos establecidos para tal efecto. g. Mantener estrecha coordinación e intercomunicación entre las entidades integrantes del SIGAP, en especial, con la Comisión Nacional del Medio Ambiente. h. Servir de órgano Asesor de la Presidencia de la República y de todas las entidades estatales en materia de conservación, protección y uso de los recursos naturales del país, en especial, dentro de las Areas Protegidas. i. Aquellas funciones que sean necesarias para el buen desarrollo y funcionamiento del Sistema Guatemalteco de Areas Protegidas (SIGAP).

ARTICULO 70. (Modificado por el Decreto 110-96 del Congreso de la República). ATRIBUCIONES DEL SECRETARIO EJECUTIVO. La Secretaría Ejecutiva como autoridad administrativa y ejecutiva tendrá las siguientes atribuciones: a. Dirigir las actividades técnicas y administrativas del Sistema Guatemalteco de Areas Protegidas y del CONAP. b. Convocar a sesiones ordinarias y extraordinarias y proponer la agenda a tratar, de común acuerdo con el Presidente del Consejo. c. Participar en las sesiones del Consejo en calidad de Secretario con voz y sin voto. d. Hacer aplicar las políticas, estrategias y directrices aprobadas por el Consejo y ejecutar las resoluciones y disposiciones que éste emita. e. Presentar al Consejo los informes que le sean requeridos así como aquellos que sean necesarios por razón del cargo. f. Evaluar de oficio las diferentes dependencias y el personal del CONAP, y las diferentes áreas del SIGAP. g. Desarrollar un sistema de Informática del Sistema Guatemalteco de Areas Protegidas, dentro del CONAP, sobre biodiversidad y áreas protegidas de Guatemala. h. Aprobar los gastos administrativos del CONAP, siguiéndose los procedimientos y normas establecidos en la ley de compras y contrataciones u otra regulación vigente en la materia. i. Proponer los reglamentos que se requieran para el buen funcionamiento del CONAP y las dependencias de la Secretaría Ejecutiva y del SIGAP.

ARTICULO 71. (Modificado por el Decreto 110-96 del Congreso de la República). CALIDADES DEL SECRETARIO EJECUTIVO. Para ser Secretario Ejecutivo se requiere reunir las siguientes calidades: a. Ser Guatemalteco. b. Ser profesional universitario con el grado mínimo de Licenciado. c. Tener especialización en administración de Areas Protegidas o experiencia demostrable en manejo de áreas protegidas y conservación de vida silvestre, por lo menos de tres años. d. Estar en el goce de sus derechos civiles. e. Ser del estado seglar.

ARTICULO 72. REPRESENTACIONES DEL SECRETARIO EJECUTIVO. El Secretario Ejecutivo tendrá la representación legal del Consejo Nacional de Areas Protegidas, CONAP.

ARTICULO 73. AUTORIDAD DEL CITES. El Secretario Ejecutivo representa la autoridad administrativa del convenio CITES. Está facultado para designar las autoridades científicas que considere pertinente y los mecanismos que mejoren el funcionamiento del convenio.

ARTICULO 74. (Modificado por el Decreto 110-96 del Congreso de la República). ATRIBUCIONES DEL SUBSECRETARIO EJECUTIVO. El Secretario Ejecutivo estará asistido por un Subsecretario quien será nombrado por el Secretario Ejecutivo, y tendrá las mismas calidades de éste, con funciones específicas determinadas en el reglamento de esta ley. En caso de incapacidad, impedimento o ausencia temporal del Secretario, hará sus veces el Subsecretario.

ARTICULO 75. (Modificado por el Decreto 110-96 del Congreso de la República). REGISTROS. El CONAP establecerá los registros necesarios que propendan a la conservación, aprovechamiento racional y buena administración de los recursos de vida silvestre y áreas protegidas, incluyendo los siguientes: a. Registro de áreas de conservación del SIGAP. b. Registro de fauna silvestre de la Nación. c. Registro de personas individuales o jurídicas que se dediquen a cualquiera de las actividades siguientes: Curtiembre de pieles, taxidermia, comercio de animales y plantas silvestres, cazadores profesionales, peletería de animales silvestres, investigación de flora y fauna silvestre. d. Registro de fauna silvestre exótica. e. Registro de Areas Protegidas Privadas. f. Todos aquellos que a juicio del CONAP sean necesarios. El reglamento de esta ley determinará los requisitos y las normas operativas aplicables a cada uno de los registros mencionados.

ARTICULO 76. EMISIÓN DE LICENCIAS. La emisión de licencias de aprovechamiento, caza, pesca deportiva, transporte, tenencia comercial, manejo, exportación y comercialización de productos de flora y fauna silvestre, corresponde al Consejo Nacional de Areas Protegidas. Toda licencia o permiso que extienda el CONAP se considera personal e intransmisible.

ARTICULO 77. FORMACIÓN DE RECURSOS HUMANOS. El CONAP organizará un programa permanente de formación y capacitación de los recursos humanos especializados en el manejo, conservación y control de la flora y fauna silvestre, aprovechando para el efecto, además de los propios recursos, todas aquellas posibilidades de adiestramiento y asistencia que brinden instituciones técnicas nacionales o internacionales, gubernamentales o no. Especial atención recibirá el adiestramiento y selección de los "Guarda Recursos", quienes atenderán directamente las labores de control y vigilancia en el campo.

ARTICULO 78. INSPECCIONES. Directivos y funcionarios del CONAP y la Secretaría Ejecutiva, están facultados para realizar inspecciones en las distintas áreas del SIGAP, así como en las instituciones agroindustriales y comerciales que manejan productos de vida silvestre, siempre que estén debidamente acreditados para el desempeño de esta función y procedan de conformidad con lo que establece el respectivo reglamento y las leyes de la materia.

ARTICULO 79. RÉGIMEN DE PERSONAL. La contratación del personal técnico y administrativo que laborará en el Consejo y sus dependencias ejecutivas se hará conforme a las regulaciones establecidas por la Oficina Nacional de Servicio Civil, satisfaciendo los requerimientos de especialización que demanden los diversos puestos de la entidad.

CAPITULO IV

REGIMEN ECONÓMICO-FINANCIERO DEL CONAP

ARTICULO 80. (Modificado por el Decreto 110-96 del Congreso de la República) PRESUPUESTO. El CONAP y su Secretaria Ejecutiva integran su presupuesto anual en base esencialmente a las asignaciones ordinarias y extraordinarias que se fijen en el presupuesto de Ingresos y Egresos del Estado, y aquellos recursos generados por concepto de las disposiciones legales que por su naturaleza le correspondan, además con la constitución de recursos privativos provenientes de: a. Los ingresos que perciba por cualquier donación en efectivo o en especie. b. Los títulos o valores que adquiera por cualquier concepto. c. Los bienes que sean transferidos por las dependencias del Estado o sus instituciones descentralizadas o autónomas. d. Los bienes que adquiera por cualquier titulo. e. Las donaciones de bienes inmuebles bajo cualquier concepto. f. Ingresos generados por las unidades de conservación del Sistema Guatemalteco de Areas Protegidas -SIGAP- que no tengan carácter privado, o pertenezcan a otras instituciones del Estado. g. El producto financiero de las actividades organizadas directamente por la Secretaría Ejecutiva del CONAP y sus dependencias técnico- administrativas. h. Otros no especificados en el presente artículo y que no contravengan la legislación guatemalteca vigente.

TITULO V

DE LAS INFRACCIONES Y SANCIONES

CAPITULO I

FALTAS Y DELITOS

ARTICULO 81. (Modificado por el Decreto 110-96 del Congreso de la República) DE LAS FALTAS. Las faltas en materia de vida silvestre y áreas protegidas, serán sancionadas en la forma siguiente:

a. Será sancionado con multa de cien a mil quetzales, quien se negare a devolver una licencia otorgada por el CONAP, ya prescrita, sin justificar su retención.

b. Será sancionado con multa de quinientos a tres mil quetzales quien se oponga a las inspecciones solicitadas o las que se realizaren de oficio por parte de empleados o funcionarios del Consejo Nacional de Areas Protegidas -CONAP-, debidamente autorizados.

ARTICULO 81bis. ATENTADO CONTRA EL PATRIMONIO NATURAL Y CULTURAL DE LA NACION. Quien sin contar con la licencia otorgada por autoridad competente, cortare, recolectare ejemplares vivos o muertos, partes o derivados de especies de flora y fauna silvestre, así como quien transportare, intercambiare, comercializare o exportare piezas arqueológica o derivados de éstas, será sancionado con prisión de cinco a diez años y multa de diez mil a veinte mil quetzales.

Será sancionada con igual pena aquella persona que, contando con la autorización correspondiente se extralimitaren o abusaren de los limites permitidos en la misma.

ARTICULO 82. (Modificado por el Decreto 110-96 del Congreso de la República). TRAFICO ILEGAL DE FLORA Y FAUNA. Será sancionado con prisión de cinco a diez años y multa de diez mil a veinte mil quetzales, quien ilegalmente transporte, intercambie, comercialice o exporte ejemplares vivos o muertos, partes o derivados de productos de flora y fauna silvestre amenazadas de extinción así como de las endémicas y de aquellas especies consideradas dentro de los listados de especies amenazadas en peligro de extinción publicados por el CONAP.

ARTICULO 82bis. USURPACION A AREAS PROTEGIDAS. Comete delito de usurpación a áreas protegidas quien con fines de apoderamiento, aprovechamiento o enriquecimiento ilícito, promoviere, facilitare o invadiere tierras ubicadas dentro de áreas protegidas debidamente declaradas. Al responsable de este delito será sancionado con prisión de cuatro a ocho años y multa de tres mil a seis mil quetzales.

ARTICULO 83. SANCIONES A EMPRESAS. Cuando las infracciones establecidas en este capítulo fuesen cometidas por alguna empresa autorizada para operar con productos de flora y fauna silvestre, ésta será sancionada con el doble de la multa, la primera vez, y si reincide, con el cierre de la empresa.

ARTICULO 83bis. MULTAS. Las multas que se impongan, en la aplicación de la presente Ley, ingresarán a los fondos privativos del CONAP, en una cuenta especial, como disponibilidad privativa destinada a programas de formación y capacitación de los recursos humanos especializados en el manejo, conservación y control de áreas protegidas.

ARTICULO 84. (Modificado por el Decreto 110-96 del Congreso de la República) BIENES DECOMISADOS. Todos los productos de flora y fauna silvestre, que sean objeto de la comisión de un delito de los contemplados en esta ley y el Código Penal, serán depositados inmediatamente en el CONAP; los bienes perecederos susceptibles de ser aprovechados, podrá el CONAP utilizarlos directamente cuando fuere necesario o bien enviarlos a las instituciones que estime conveniente. De igual manera se procederá con las armas, vehículos, herramientas o equipo utilizado en la comisión de un delito, así como en el objeto de la falta, establecidos en la presente ley.

ARTICULO 85. GESTIÓN INICIAL. Toda persona que se considere afectada por hecho contra la vida silvestre y áreas protegidas., podrá recurrir al CONAP a efecto que se investigue tales hechos y se proceda conforme la ley.

ARTICULO 86. COLABORACIÓN DE LOS TRABAJADORES DEL ESTADO. Los empleados y funcionarios al servicio del estado, están obligados a colaborar dentro de sus posibilidades, con el Consejo Nacional de Areas Protegidas y Vida Silvestre, para el mejor logro de los fines y objetivos de la presente ley

ARTICULO 87. (Modificado por el Decreto 110-96 del Congreso de la República) IMPUGNACIÓN DE RESOLUCIONES. Contra las resoluciones definitivas que dicte la Secretaría Ejecutiva podrá interponerse el recurso de revocatoria ante el propio funcionario, quien con su informe, elevará lo actuado al Consejo Nacional de Areas Protegidas, el cual confirmará o revocará la providencia recurrida, debiendo resolver dentro del término de ley. Si se tratare de resoluciones originarias del Consejo Nacional de Areas Protegidas, podrá interponerse el recurso de reposición ante el propio Consejo, el que se reunirá de manera extraordinaria para conocer el recurso interpuesto. Transcurrido un mes sin que se haya dictado la correspondiente resolución, se tendrá por resuelto desfavorablemente y por agotada la vía administrativa, para el efecto de usar el recurso de lo Contencioso-Administrativo.

TITULO VI

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

CAPITULO I

DEL SISTEMA GUATEMALTECO DE AREAS PROTEGIDAS
 
 

ARTICULO 88. AREAS LEGALMENTE DECLARADAS. Todas aquellas áreas protegidas que a la fecha de emisión de la presente ley, estuvieren legalmente establecidas mediante decreto legislativo, decreto de ley o acuerdo gubernativo y se encuentren vigentes, tienen el pleno reconocimiento de esta y constituyen bases fundamentales en la creación y composición del SIGAP, quien procederá a inscribirlas en el registro respectivo, según el artículo 75 de esta ley.

ARTICULO 89. (Modificado por el Decreto 110-96 de Congreso de la República). Las áreas protegidas bajo manejo que no han sido legalmente declaradas, o su declaratoria no está contenida en alguna ley, pero que sin embargo se encuentran protegidas y manejadas, o se encuentran en fases terminales de estudio para su declaratoria legal, se declaran oficialmente establecidas por esta Ley.

Son áreas protegidas las siguientes:

a.- Biotopo para la Conservación del Quetzal "Mario Dary Rivera", localizado

en Purulhá, Baja Verapaz.

b.- Biotopo Cerro Cahuí, localizado en el departamento de Petén.

c.- Biotopo para la Conservación del Manatí, Chocón Machacas, localizado en el departamento de Izabal.

d.- Biotopo Laguna del Tigre-Río Escondido, localizado al noroeste del departamento de Petén.

e.- Biotopo el Zotz, San Miguel la Palotada, ubicado al norte del departamento de Petén.

f.- Biotopo Naachtún Dos Lagunas, localizado al norte del departamento de Petén, límite con México.

g.- Parque Nacional Laguna Lachuá, localizado en Alta Verapaz.
 
 

ARTICULO 90. ( Modificado por el Decreto 110-96 del Congreso de la República) AREAS DE PROTECCION ESPECIAL. Se declaran áreas de protección para la conservación, los siguientes sitios o regiones en el interior del país:

1. Yolnabaj, ubicada en el departamento de Huehuetenango.

2. Cuchumatanes, que se localizan en los departamentos de Huehuetenango y Quiché.

3. El Cabá, situado en el departamento e Quiché.

4. Manchón-Huamuchal, localizada en la costa sur de los departamentos de Retalhuleu y San Marcos.

5. Boca Costa de los volcanes del suroccidente del país.

6. Sierra aral, situada en el departamento de Izabal.

7. Reserva Ecológica Cerro San Gil, situada en el departamento de Izabal.

8. Punta de Manabique, situada al norte del departamento de Izabal.

9. Sierra de Santa Cruz, localizada en el departamento de Izabal.

10. Montaña Espíritu Santo, localizada al oriente del departamento de Izabal.

11. Sierra Chinajá, localizada al norte del departamento de Alta Verapaz.

12. Reserva Ecológica El Pino de Poptún, situada en el departamento de Petén.

13. Ampliación del Parque Nacional Yaxjá-Yaloch, situado en el municipio Melchor de Mencos, del departamento de Petén.

14. Refugio de Vida Silvestre y Monumento Cultural Altar de los Sacrificios, Laguna Ixcoché, que se localiza en los municipios de La Libertad y Sayaxché, del departamento de Petén.

15. Monumento Natural Semuc-Champey, ubicada en el departamento d Alta Verapaz.

16. Cumbre de María Tecún, situada en el departamento de Totonicapán.

17. Volcán de Ipala, situado en el municipio de Ipala, departamento de Chiquimula.

18. Reserva de la Biósfera Fraternidad, que se localiza en el departamento de Chiquimula.

19. Río Sarstún, en el norte del departamento de Izabal.

20. Montañas de Tecpan, ubicadas en el departamento de Chimaltenango.

21. Sabanas de San Francisco.

22. Reservas Ecológicas y Monumentos Naturales constituídos en los conos volcánicos del país.

23. Xacaxá, ubicada en el departamento de Chimaltenango.

24. Cumbre Alta, ubicada entre los departamentos de Izabal y Zacapa.

25. Río Chiquibul, que recorre los municipios de Dolores, Poptún y Sayaxché del departamento de Petén.

26. Laguna Perdida, que se localiza en el departamento de Petén.

27. Laguna del Río Salinas, localizada en el municipio de Sayaxché del departamento de Petén.

28. Reserva Ecológica Sabana del Sos, situada en el municipio de La Libertad, del departamento de Petén.

29. Area de Uso Múltiple de San Rafael Pixcayá, localizada en el departamento de Chimaltenango.

30. Laguna de Guija, situada en el este del departamento de Jutiapa.

31. San Isidro Cafetales, Cumbre de Chiramay, localizada en el departamento e Chiquimula.

32. Valle de La Arada, que se encuentra en el departamento de Chiquimula.

33. Laguna de Ayarza, localizada en el departamento de Santa Rosa.

34. Laguna Chic-Choc, localizada en el municipio de San Cristóbal Verapaz, departamento de Alta Verapaz.

35. Sitio Arqueológico Abaj-Takalic, situado en el municipio del Asintal del departamento de Retalhuleu.

36. Parque Nacional Mirador Río Azul, ubicado en los municipios de Melchor de Mencos, Flores, San José y San Andrés, del departamento de Petén.

37. Reserva de Uso Múltiple Uaxactún-Carmelita, que se ubica en parte de los municipios de Melchor de Mencos, San José, Flores y San Andrés, del departamento de Petén.

38. Otros sitios que contribuyan a la formación de corredores biológicos entre estas áreas.

Estas áreas, previo estudio, delimitación geográfica y asignación de categoría de manejo, se presentarán para su declaratoria de áreas protegidas, conforme lo señala el artículo 12 de la presente ley.
 
 

CAPITULO II

DISPOSICIONES FINALES Y DEROGATORIAS
 
 

ARTICULO 91. ORGANIZACIÓN E INSTALACIÓN DEL CONAP. El Ministerio de Finanzas Públicas asignará los fondos destinados a los trabajadores de organización, instalación e inicio de labores del Consejo Nacional de Areas Protegidas y sus dependencias técnico-administrativas. La primera convocatoria de integración e inicio formal de operaciones del CONAP, estará a cargo del Coordinador Nacional del Ambiente.

ARTICULO 92. ACTUALIZACIÓN DE AUTORIZACIONES. Quienes se hayan dedicado a realizar cualesquiera de las actividades realizadas con las áreas protegidas y vida silvestre reguladas en esta ley, deberán actualizar sus autorizaciones, licencias y permisos ante las autoridades del CONAP, dentro de los primeros sesenta días hábiles de haber entrado en vigencia la presente Ley.

En cuanto a las solicitudes de nuevas autorizaciones, podrán presentarse tan pronto entre en vigencia el reglamento de esta ley.

ARTICULO 93. REGLAMENTO. El reglamento general de la presente Ley, deberá ser emitido dentro de los noventa días hábiles siguientes a la publicación de la presente ley.

ARTICULO 94. DEROGATORIA. Quedan derogadas todas la leyes y disposiciones que se opongan a la presente ley al entrar en vigencia la misma.

ARTICULO 95. VIGENCIA. La presente ley al entrar en vigencia tres días después de su publicación en el Diario Oficial.
 
 

PASE AL ORGANISMO EJECUTIVO PARA SU PUBLICACIÓN Y CUMPLIMIENTO.

DADO EN EL ORGANISMO LEGISLATIVO, EN LA CIUDAD DE GUATEMALA, A LOS DIEZ DÍAS DEL MES DE ENERO DE MIL NOVECIENTOS OCHENTA Y NUEVE.


ARTÍCULOS CONTENIDOS EN EL DECRETO 110-96 DEL CONGRESO DE LA REPUBLICA, APROBADO EL 7 DE NOVIEMBRE DE 1996, PUBLICADO EN EL DIARIO OFICIAL EL 12 DE DICIEMBRE DEL MISMO AÑO, ENTRO EN VIGENCIA EL DIA DE SU PUBLICACION.
 
 

ARTICULO 33. REGLAMENTO. El reglamento general de la Ley de Areas Protegidas deberá ser actualizado conforme las disposiciones emitidas en el presente Decreto, dentro de los 90 días siguientes a la publicación del mismo, así como estudiado y modificado, en base a cambios aprobados por otras leyes, dentro de los noventa días siguientes a la entrada en vigencia de las mismas.

ARTICULO 34. URGENCIA NACIONAL. Se declara de urgencia nacional la declaratoria de las siguientes áreas, como protegidas:

1. Reserva Ecológica Cerro San Gil, situado en el departamento de Izabal.

2. Manchón-Huamuchal, situado en la costa sur, en los departamentos de Retalhuleu y San Marcos.

3. Punta de Manabique, en el departamento de Izabal.

4. Cerro Alux, situado en el departamento de Guatemala.

ARTICULO 35. VIGENCIA. El presente decreto entrará en vigencia el día de su publicación en el Diario Oficial.
 
 

PASE AL ORGANISMO EJECUTIVO PARA SU SANCIÓN, PROMULGACIÓN Y PUBLICACIÓN.
 
 

DADO EN EL PALACIO DEL ORGANISMO LEGISLATIVO EN LA CIUDAD DE GUATEMALA, A LOS SIETE DÍAS DEL MES DE NOVIEMBRE DE MIL NOVECIENTOS NOVENTA Y SEIS.